Nuestra Identidad

1.IDENTIDAD DEL CENTRO EDUCATIVO SALESIANO

  1. En Centroamérica: La Familia Salesiana promueve y/o anima centros educativos al servicio de los /as  jóvenes. Los hace porque está consciente de que así participa en el compromiso de la Iglesia por la construcción del Reino.
  2. Las comunidades de salesianos: Como responsables últimos de la educación que se imparte en sus Centros y como núcleos animadores de la Comunidad Educativa Pastoral, se inspiran en el espíritu de Don Bosco y dan continuidad, en fidelidad dinámica, a su misión.
  3. Como centro educativo:
    • El instituto realiza una labor orientada a despertar y promover el desarrollo integral  de la persona.
    • En una actitud de profundo respeto hacia ella.
    • En un dialogo con la cultura
    • Promoviendo el crecimiento social y la transformación de la sociedad.
  4. Como centro cristiano:
    • Desarrolla su misión basándose en los principios evangélicos, que vitalizan su acción educativa.
    • Conduce a los/las educadores/as a actuar con criterios y actitudes cristianas.
    • Es consciente de la fuerza liberadora de la educación
    • Ofrece una educación evangelizadora de la cultura.
  5. Como centro salesiano:
    • Está al servicio de la evangelización y de la catequesis.
    • Se integra en la zona en que radica, para un servicio preferente a los más pobres.
    • Fomenta la acción pastoral a través de actividades de tiempo libre, como peculiar característica salesiana.
    • Desarrolla el espíritu de familia, en actitud de búsqueda, encuentro, acogida y dialogo.
    • Realiza su misión educativo-pastoral con el estilo de la amabilidad.
    • Implica corresponsablemente a todos los miembros de la Comunidad Educativo-Pastoral y orienta a todos a la  participación en el espíritu y la misión salesiana.

2.OBJETIVOS

  • El Instituto Técnico Ricaldone tiende a alcanzar la promoción integral, es decir el desarrollo armónico, libre y original de las potencialidades de los/las jóvenes  como ser
  • Individual y social, a través de un equipo de educadores que creen  un clima de Testimonio y vivencia cristiana a la luz de la fe.
  • Para realizar este gran objetivo, proponemos un Camino de Educación en la Fe. Todo trazado de camino queda definido siempre por el punto al que se quiere llegar: la meta. Debemos tener claro cual es el tipo de hombre y creyente que hay que promover en las circunstancias concretas de nuestra vida y sociedad, convencidos de que también el Espíritu de Jesucristo lo va plasmando a partir de una nueva creación.
  • En la dirección que señalan las Constituciones Salesianas: “Educamos y evangelizamos siguiendo un proyecto de promoción integral del hombre, orientado a Cristo, el hombre perfecto. Fieles a la idea de nuestro Fundador, nuestro objetivo es formar honrados ciudadanos y buenos cristianos” (Const. 31).
  • En el Instituto Técnico Ricaldone, este camino, lo vemos como un crecimiento progresivo hacia esa meta. Por eso nos comprometemos en cuatro grandes aspectos de la maduración cristiana, a las que llamamos áreas:
Madurez Humana Hacia un encuentro auténtico con Jesucristo Hacia una intensa pertenencia eclesial Hacia un compromiso por el Reino
La persona madura es aquella que escucha con atención los interrogantes que plantean la vida y el mundo, capta el misterio que nos envuelve y busca su significado mediante la reflexión y el trabajo. En este sentido no se debe descuidar, sino tomar en serio, la situación particular en que se hallan muchos/as jóvenes. La praxis salesiana quiere ayudar al joven y a la joven a superar los fuertes condicionamientos que lo rodean y mostrarles un camino de libertad. Por esta línea se mueve toda iniciativa que quiera ofrecer a los/las jóvenes condiciones dignas de vida, lugares de distensión o, medios con que prepararse para el mundo del trabajo y adquirir una cultura suficiente. Así se crean las condiciones favorables para que los/las jóvenes se abran a buscar y aceptar la verdad y el gusto por los valores auténticos que los conducen a la plena madurez humana y los hacen protagonistas de su vida. Nuestro servicio de educadores/as en la fe no puede detenerse en el nivel de crecimiento humano, aunque su inspiración sea cristiana. La educación en la fe pide seguir hacia la confrontación y aceptación de un hecho revelado: La vida del ¿hombre? Sólo alcanza su plenitud en Jesucristo: “Yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante” (Jn.10, 10) Esta área se centra con fuerza en el testimonio de los/las cristianos/as. Para estimular y sostener el encuentro de fe con Jesucristo se requiere la vida de una comunidad educativa creyente y su interpretación mediante la palabra de la fe. El encuentro con Jesucristo en la fe tiene su lugar de privilegio en la Iglesia. Movido por el testimonio vivo de la comunidad cristiana o de algún creyente, los/las  jóvenes maduran por medio de una comunión plena en el pueblo de Dios. Sin la fe de la Iglesia, la nuestra y la de los/las jóvenes  seria muy pobre. El objetivo final de este recorrido es ayudar a los/las jóvenes a vivir como Iglesia, madurando así en el sentido de pertenencia a la comunidad cristiana. En la pedagogía salesiana de la fe, la opción vocacional es el fruto maduro e imprescindible de todo crecimiento humano y cristiano. “Educamos a los jóvenes para que desarrollen su propia vocación humana y bautismal, mediante una vida diaria progresivamente inspirada y unificada por el Evangelio” (Const. 37) El objetivo de esta área es ayudar a los/las jóvenes a descubrir su puesto en la construcción del Reino y a asumirlo con alegría y decisión.

3. LA COMUNIDAD EDUCATIVA-PASTORAL

  1. Está integrada por todas aquellas personas que intervienen, de forma participativa en una obra salesiana, y que colaboran, en clima de familia en la realización de un proyecto compartido. Está formado por:
    • La comunidad religiosa, garante de la identidad salesiana y centro de comunión y participación.
    • Los/las jóvenes, punto de referencia fundamental en la acción de la comunidad, que no sólo trabaja entre ellos y para ellos, sino con ellos y por medio de ellos.
    • Los padres de familia, como los primeros y principales responsables de la educación de los/las jóvenes.
    • Los Laicos y colaboradores, entre los cuales sobre todo, están los miembros de la familia salesiana que trabajan en el ámbito de la obra salesiana.
  2. El consejo, La comunidad Educativa está animada por un Consejo, que es un organismo de reflexión, animación, programación y evaluación. Este consejo está constituido por representantes de los diversos grupos que integran la Comunidad Educativa: Religiosos, educadores, padres de familia, jóvenes, personal administrativo, entre otros. Sus funciones son:
    • Poner en marcha y orientar la acción educativa.
    • Garantizar la continuidad y convergencia de la labor educativa, a través de un proyecto posible, adecuado a los destinatarios, a las fuerzas y al contexto.
    • Animar la realización de las metas educativas.
    • Evaluar el logro de las metas.

4. METODOLOGIA

  1. Para logra una educación integral y en conformidad con los objetivos propuestos, el Instituto Técnico Ricaldone organiza su acción inspirándose en el método educativo de San Juan Bosco.
  2. La comunidad Educativa

En cuanto a la dimensión individual:

  • Permanece siempre abierta a la riqueza del pluralismo, tanto de personas como de situaciones
  • Respeta y cuida la originalidad de cada joven, que ha de madurar su responsabilidad de forma diferenciada y gradual.
  • Favorece un diálogo auténtico entre educadores, padres y jóvenes.
  • Fomenta el sentido de responsabilidad ante el estudio y el trabajo, como elementos de autoformación y de servicio a los demás.
  • Educa mediante un sistema de trabajo crítico, personalizado y activo.
  • Orienta vocacional y profesionalmente a los jóvenes de acuerdo con su propio proyecto de vida.

En cuanto a la dimensión social:

  • Favorece el conocimiento de las realidades sociales mediante la realización de análisis concretos y vivénciales.
  • Promueve el espíritu comunitario en el marco de la vida del centro desarrollando: La capacidad de relaciones personales, la apertura y el respeto a los demás, la actitud de servicio, la aceptación de las propias limitaciones, el amor a la vida y el espíritu de familia, la solidaridad hacia los más pobres, el trabajo en equipo y la vida de grupo y la participación en la acción educativa.
  • Despierta en los/las jóvenes el deseo de liberarse de las múltiples servidumbres individuales y sociales.
  1. El equipo de Educadores, al promover esta educación integral:
  • Piensa y actúa según una concepción cristiana de la persona y de la vida.
  • Planifica su labor educativa y su relación con/las jóvenes en orden al anuncio explícito del mensaje evangélico, de forma oportuna y progresiva.
  • Cultiva la fe de los que ya creen y desean madurar su compromiso cristiano.

5. ESTILO EDUCATIVO

El estilo educativo del Instituto Técnico Ricaldone se basa en tres valores principales, citados en el Sistema Preventivo de Don Bosco, los cuales  se convierten en una pauta para la formación de los jóvenes.

Razón

  • El recurso constante a la razón y al diálogo.
  • Una visión realista de la vida, que actúa creativamente sin aguardar  a que se den las condiciones ideales.
  • Una valoración del trabajo y de la austeridad.

Religión

  • Todas las personas están llamadas a la plena madurez y perfección cristiana
  • La vida de fé es sencilla y alegre
  • El trabajo completa la obra creadora de Dios
  • La vida Cristiana se manifiesta en: Reconocer la presencia de Dios, pertenencia a una comunidad de fe que se hace compromiso por el Reino.

Amor

  • Una actitud acogedora, sencilla y natural, que favorece la confianza.
  • La amistad y un espíritu de familia que facilita la comprensión y la convivencia
  • El optimismo y la alegría, que imprimen a todas las relaciones un estilo juvenil
  • Una presencia educativa cordial, por la que el educador convive constantemente con los/las jóvenes.