servicio

Entrega y servicio desde el silencio

 Escrito por Josué Burgos

 “Hace 60 años se hizo realidad mi sueño de niño al recibir la sagrada ordenación sacerdotal en la basílica de María Auxiliadora de Turín”, fueron las palabras que el Padre Emilio Coalova recalcó en esta fiesta de su aniversario de sacerdocio.

El padre Emilio nos da ejemplo de perseverancia en la sencillez y la humildad. El padre Coalova trabajó mucho en el silencio. Muchos Salesianos los comparan a la Virgen María: muy silenciosa pero trabajadora, aquella que fue primer apóstol y discípula del Señor.

El padre además de celebrar sus 60 años como sacerdote, celebró sus 87 años de vida y 70 de ser Salesiano de Don Bosco. Actualmente es el confesor de todos los salesianos de El Salvador. En un comentario gracioso el Padre Sixto Flores mencionaba que el padre Emilio Coalova es el que le conoce todos los pecados a los Salesianos en el país.

  “Lo conozco desde 1979 y siempre me llamo la atención  su servicio alegremente en el silencio, sobre todo en el ministerio de su sacerdocio, como la eucaristía y el sacramento de la reconciliación”, recalcaba el Padre Sixto Flores, Salesiano de Don Bosco encargado del oratorio en el Ricaldone.

El Padre Emilio se integra a la inspectoría salesiana  Centroamericana en 1952, donde desde el principio hasta hoy menciona que está agradecido con Dios y a los hermanos por todo el cariño que le han brindado. Trabajó en las casas de formación durante 12 años y en la secretaría inspectorial  14 años.

El centro de sus 60 años de sacerdocio aseguraba el Padre, es la eucaristía, las gracias infinitas a Dios con sacrificios espirituales al Señor. Nos mencionaba también que todos los fieles cristianos forman un solo cuerpo místico de Cristo.

“Jesús nos envía al mundo entero y nosotros como sacerdotes tenemos la obligación de adorar, alabar, predicar, celebrar la eucaristía  y los demás sacramentos”, afirmaba El pabre Emilio Coalova.

“Unido a la virtud omnipotente de Dios el sacerdote nunca estará solo, deberá consagrarse a su ministerio con confianza. De Dios viene todo bien a el todo la gloria y acción de gracias ahora y siempre” Padre Emilio Coalova

Gracias a ustedes y a Dios por su caridad.




No hay comentarios

Añadir más