Saludo del Director

P. Mario Aldana, sdb, Director

Es para mí un gran honor haber sido designado como Director de esta gran obra educativa.
Tengo la gracia de ser exalumno de este colegio y regresar a mi casa, mi “alma mater”. Hemos venido para servir a Dios y a la juventud salvadoreña a través de la educación técnica.

Estamos en este mes iniciando la Cuaresma, el camino que nos conduce a la Pascua de Resurrección; a su vez, un sendero de conversión y búsqueda del rostro de Cristo en el hermano necesitado y en indigencia.

Nuestra vida como comunidad educativa nos exige prepararnos para la Fiesta Mayor de nuestra fe, revisando nuestra vida personal, convivencia familiar y las interrelaciones sociales a la luz del sacrificio de Cristo. Él dio su vida para salvarnos y espera que cada uno de nosotros seamos cada día personas que siguen los pasos del Señor hacia la Cruz, por medio de acciones concretas de solidaridad, caridad y humanidad.

Este es un tiempo propicio para corregir nuestras acciones violentas, actitudes de desprecio, marginación y de egoísmo; y nos abramos a la luz del mensaje de la Entrega que el Hijo de Dios hizo tanto en palabra como de obra.

Este año, celebramos los 60 años de haber sido fundado el Instituto Técnico Ricaldone. Es un tiempo de Gracia, que nos permite retomar la propuesta de Don Bosco de formar Buenos Cristiano y Honrados Ciudadanos; y relanzarla hacia el futuro con nuevas expresiones de acciones evangelizadoras y de modernización en la formación para el trabajo.

Les invitamos a que, como parte de esta comunidad Educativa, nos involucremos en todas las actividades planificadas en el calendario escolar y nos sintamos Familia Ricaldone.

El Aguinaldo que el Rector Mayor de los Salesianos, Don Ángel Fernández, sdb, nos comunica, es clave para hacer de toda la presencia un Hogar que sea Escuela de Vida y Amor Porque en cada hogar de los que pertenecen a esta institución, se hacen sentir los valores de le Familia. 

Bendiciones